KONCHUDA

CFK

La estrategia que Cristina Fernández de Kirchner, presidente todavía en funciones de la República Argentina, viene desplegando con el claro propósito de complicar la gestión de su sucesor, el presidente electo Mauricio Macri, es la demostración más clara de los extremos a los que puede llegar un gobernante psicópata.

Repasemos :

A menos de 2 semanas de traspasar el mando Cristina Fernández de Kirchner no sólo se ha negado a cooperar para facilitar la transición de un gobierno a otro, sino que hizo votar a las apuradas un centenar de leyes, muchas de las cuales apuntan a maniatar o entorpecer cuando menos la gestión de su sucesor – el Frente Para la Victoria, partido que respalda a la actual gobernante, contará además durante la próxima administración con un amplio respaldo parlamentario, lo que dificultará al nuevo presidente deshacer lo hecho.

No contenta con ello, dispuso que el gasto público fuese incrementado en más de 140.000 millones de pesos argentinos, lo que significará cerrar el año con un déficit fiscal superior al 7% del PBI. Pero además se apresuró a acatar, como jamás lo hizo durante sus dos presidencias, un fallo judicial que ordena al gobierno nacional reintegrar a las provincias de Córdoba, Santa Fe y San Luis, con retroactividad al año 2006, los fondos que su propia administración venía reteniendo indebidamente para financiar el pago de jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales. Y no sólo lo acató, sino que por iniciativa propia lo hizo extensivo a las otras 21 provincias del país, generándole al futuro gobierno un gigantesco dolor de cabeza y una evidente fuente de problemas en su relacionamiento político con los gobernadores provinciales, ya que el nuevo presidente deberá negociar con éstos los términos de la devolución.

Por otra parte, además de haberse empeñado en situar a último momento a personas de su confianza en puestos clave de los organismos de control, obviamente con la intención de trabar cualquier investigación referida a sus acciones y las de sus cómplices, cubriéndose así las espaldas, la presidente saliente ha impulsado la incorporación a la Administración Pública, también a último momento, de una multitud de nuevos funcionarios, en su inmensa mayoría simpatizantes, si no pertenecientes a ese infame grupúsculo de militantes kirchneristas autodenominado La Cámpora. El nuevo gobierno deberá instrumentar entonces procesos de destitución que generarán un ruido importante y complicarán aún más su gestión.

Frente a este desolador panorama apenas si merece comentario la actitud de la presidente saliente en relación con la ceremonia de traspaso de mando y la sospecha de que se propone alentar a sus seguidores a protagonizar manifestaciones y disturbios en el transcurso de la misma con el fin de ensombrecer la asunción de Macri.

En definitiva, las acciones de Cristina Fernández de Kirchner en esta instancia despejan cualquier duda que pudiese quedar respecto de su psicopatía, porque estas acciones constituyen un claro acto de venganza por la derrota electoral y un intento de dejarle al gobierno de Macri un campo minado. Lo más triste es que estas acciones no atentan sólo contra Macri, sino que atentan contra todos los argentinos, especialmente contra los más humildes y vulnerables. Los descerebrados que hoy le festejan la “gracia” no se dan cuenta de que son ellos mismos quienes pagarán las cuentas. O acaso están jugando con la idea de que Macri se vea obligado a renunciar, tal como en su momento debieron hacerlo Alfonsín y De La Rúa, y que eso pueda dar pie al retorno anticipado de su presunta redentora ?. Si es así, tampoco se dan cuenta de lo terrible que sería un acontecimiento semejante en términos institucionales.

Por todo lo dicho no me parece excesivo afirmar que Cristina Fernández de Kirchner ha demostrado una vez más ser una loca desquiciada, o para expresarlo de manera más vulgar, pero también más rotunda y notoriamente más gráfica, una reverenda CONCHUDA. Conchuda con K, por supuesto.

Nota : CONCHUDO/A – Americanismo, adjetivo coloquial con significado equivalente a SINVERGÜENZA, CARADURA – Diccionario de la Real Academia Española.

Anuncios
KONCHUDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s